Investigación que se realiza en el municipio de L’Alfàs del Pi (Alicante), para estudiar  los   efectos  del  ejercicio  físico  dentro  de  un  programa  terapéutico específico, en los trastorno de ansiedad y depresivos, abordando la evolución de los tres niveles básicos: físico, psicológico y social, y los efectos en la medicación (psicofármacos).

INTRODUCCIÓN

Esta investigación  se  desarrolla  dentro  del  municipio  alicantino  L’Alfàs  de  Pi, aprovechando  las  infraestructuras  con  las  que  cuenta,  dentro  de  un  espacio geográfico próximo. Participan en el estudio distintas instancias, entre los que se cuenta el propio Ayuntamiento alfacino, y sus Concejalías de Sanidad, Bienestar Social  y  Deportes;  el  Centro  de  Salud  y  su  Unidad  de  Salud  Mental;  y  la Universidad de Psicología, a través de su psicóloga en prácticas (prácticum de fin de curso).

El municipio cuenta con un Polideportivo Municipal, construido en dos fases. En una parte dispone de instalaciones al aire libre, con pistas de atletismo, campo de fútbol natural y artificial, pistas múltiples, en el que se desarrollan entrenamientos y campeonatos a nivel nacional, europeo  y mundial. En la otra parte se ubica un Pabellón  cerrado,  con  dos  canchas  de  baloncesto,  balonmano,  fútbol  sala  o voleibol. Este espacio deportivo, tiene la gran ventaja de que su ubicación está en el centro del pueblo, cerca del Centro de Salud y del propio Ayuntamiento. Esta proximidad favorece los proyectos que se llevan en común dentro de la psicología y   psiquiatría  comunitaria,  que  conforman  una  actuación  en  red,  de  forma interdisciplinar,  que  favorece  una  intervención  muy  completa  en  las  distintas problemáticas  familiares  que  se  presentan.  Lo  coordinación  se  realiza  por  el psicólogo municipal, que favorece el  encuentro entre los diversos profesionales

implicados en una acción sobre una familia, con un plan de intervención común. Este servicio de psicología lleva implantado en el municipio 14 años, contando el año actual.

Desde esta colaboración multidisciplinar, se han conseguido avances interesantes en el  tratamiento de enfermos mentales, que habían sido considerados como crónicos, y que han  podido llegar a lograr una independencia familiar. En otras patologías  menos  graves,  también   se  colabora  estrechamente,  favoreciendo siempre la integración socio-familiar.

Sin nombre

JUSTIFICACIÓN TEÓRICA

A partir del trabajo descrito se observa una necesidad comunitaria importante: el favorecimiento  de  canales  de  interacción  social,  para  los  distintos  trastornos psicológicos. El apoyo social, el poder establecer un lazo social, facilita mucho no solo la mejoría de éstos, sino las posibles  recidivas. Por ello se pensó en la posibilidad de crear un nuevo recurso comunitario: los grupos de autoapoyo, que darían una cobertura distinta y en otros horarios, a las personas con problemas de ansiedad y depresión.

Paralelamente a este interés, aparecía el diseño por parte del Coordinador del Polideportivo Municipal, en su programación anual, de los grupos de rehabilitación y terapia, a través del  ejercicio deportivo. Nos pareció que ambas iniciativas se podían unir y conformar un grupo que desde una actividad en común, en este caso el deporte, pudieran mejorar ya no sólo desde el  aspecto social, sino que la actividad  física,  podría  coadyuvar  a  esta  mejoría  necesaria.   Parecería  una inversión de la célebre máxima: corpore sano in, mens sana, pero aquí se trataba de establecer un medio en común.

Quedaba por establecer unos programas de ejercicios físicos, de tipo aeróbico, especialmente diseñados para una población mayor de 40 años, (no como criterio restringido, sino por ser la mayoría de la muestra detectada), que fueran positivos, no demasiado fuertes y que fueran divertidos y entretenidos, y además mejoraran la cohesión del grupo. En este sentido la experiencia profesional del Coordinador del Polideportivo, favorecía dicho diseño acorde a la población que iba a realizar

los Grupos, con el apoyo médico debido del Centro de Salud, que establecía los límites psiquiátricos pertinentes, en caso de riesgo. Estos programas se basan en ejercicios  de  movilización,  de  estiramiento  y  de  fortalecimiento;  ejercicios  de percepción corporal; ejercicios de percepción y equilibrio, etc.

Después  de  un  primer  pilotaje  con  un  grupo  experimental,  vimos  que  la experiencia era  muy positiva. Se hizo durante el curso 2010/11 (de octubre a mayo) y se volvió a plantear para este curso: 2011/12, Este último año se elaboró una propuesta de investigación, que  estudiara la evolución de los tres niveles básicos: los aspectos físicos, psicológicos y sociales, y los cambios de dosis en la medicación (psicofármacos).

El trabajo profesional hecho en el taller se basa en la medicina deportiva y desde la atención primaria de la salud, dentro de sus tres niveles de atención: preventivo, asistencial y rehabilitador.  La acción que se circunscribía anteriormente, a los practicantes de deporte ya sean de tipo amater o profesional, se ha ampliado a toda la población (1992, Ortega), dirigiendo los diversos programas a convertirlos en nuevas armas terapéuticas, que puedan combatir distintas enfermedades en su desarrollo, y las secuelas o la merma de la calidad de vida que dejan tras de sí.

Por tanto la terapia deportiva, se prescribiría por el médico, para que el terapeuta deportivo se encargara de planificar o dosificar, así como controlar, junto con el médico la evolución. La  terapia deportiva compensa y regenera las funciones físicas, psíquicas y sociales a través  de  los medios adecuados a la vez que previene  daños  secundarios  y  fomenta  una   conducta  saludable  (según  la Asociación Alemana de Deporte para la Salud y Terapia Deportiva (DVGS).

El  trabajo  en  Terapia  Deportiva  se  basa  por  lo  general,  en  tres  áreas superpuestas:

A. Concepción y delimitación de objetivos a nivel de planificación, que puede referirse a todo  el concepto terapéutico o solamente a una sesión de ejercicio dependiendo de la institución, la indicación y el paciente.

B. Realización.

C. Evaluación.

La multidimensionalidad se contempla desde el punto de vista del procedimiento y de la  efectividad. Los efectos positivos de la terapia del movimiento redundan sobre el corazón, los vasos sanguíneos, los pulmones y la respiración, el sistema inmunitario, el aparato locomotor  (huesos ligamentos, tendones, articulaciones, musculatura) y por supuesto sobre la psique.

HACIENDO EJERCICIOAdemás del desarrollo hecho por el prestigioso especialista Dr. Daniel Ortega y de las líneas desarrolladas por la Asociación Alemana DVGS, también nos basamos en otras      investigaciones,         bastante                               conocidas,                        por    Weinberg    y    Gould (Fundamentos de psicología del deporte y del ejercicio físico. 1996). Estudios que vienen a corroborar otros, que han investigado la relación entre el ejercicio físico y las disminuciones en los niveles de depresión y ansiedad, indican que el ejercicio está asociado a cambios positivos en  los estados de ánimo, resaltando que la utilización  de  los  ejercicios  aeróbicos  durante  un  tiempo  continuado,  produce claros efectos psicológicos positivos. Estableciendo claramente  que  el ejercicio regular está relacionado con la disminución de la depresión.

Todo ello justifica expresamente el Proyecto y la conveniencia y relevancia de la investigación,   produciendo  también  una  serie  de  implicaciones  prácticas  y consecuencias, que pudieran  establecer una aplicabilidad real. Esta experiencia quiere inscribirse como sucede en otros países (Alemania), dentro de un recurso regularizado dentro de la atención de la salud, que  pueda incluso prescribirse desde el propio médico de familia.

Pensamos por último, que puede constituir una aportación novedosa por distintos motivos, en primer lugar por las propias consecuencias positivas para la mejoría psíquica, en segundo lugar por los beneficios desde la psicología comunitaria, de dotar unas estructuras sociales de apoyo,  en tercer lugar la unión de distintos estamentos: los propios del Ayuntamiento, actuando al unísono y en colaboración con los centros de salud, asociaciones de afectados, etc.

Advertisements